Reportajes de Alicante



Jalon
Los cerezos en Flor en la Vall de Gallinera

Els cirerers en flor a la Vall de Gallinera Un regalo la naturaleza que nos ofrece cada año, en los valles del interior de la Marina Alta Vall de Gallinera : Vall de Alcalà y Vall de Ebo, y el Vall de Laguart. La floración en los albores de la primavera de los cerezos nos anuncia el fin del invierno. Los cerezos florecen a finales del mes de marzo y hast amediados del mes de abril, dependiendo de la climatologia.




     La flor se mantiene en el cerezo hasta quince dias y cae dando paso alnacimiento del fruto rojo Durante estos dias se puede disfrutar del espectáculo de la floración, y del delicado aroma de las flores de los cerezos. En estos valles del interior se aprecia especialmente el manto blanco de los cerezos en flor, desde cualquier rincón de las carreteras y caminos que nos conducen al interior de los valles.
    La producción de las cerezas de la montañas de Alicante, es totalmente natural y artesanal. Se recogen con la mano y sus frutos son especialmente dulces, frescos y de textura firme. No puedes perder la ocasión de visitar estos valles en la temporada de la floración.
    En cada uno de los ocho pueblos, el excursionista se encontrará con el cartel explicativo donde se describen sus orígenes, la toponimia, la historia, los datos más significativos y los lugares de mayor interés del pueblo en cuestión. A lo largo del recorrido podremos degustar la gastronomía típica de la Vall de Gallinera en cualquiera de los bares y restaurantes que se encuentran repartidos por sus pueblos y también adquirir los productos más típicos en las distintas cooperativas y comercios locales.
     Otra de las ventajas de esta ruta es que se puede recorrer por tramos, por ejemplo, de un pueblo al siguiente y volver, recorrer de una sola tirada los 14 Km de la ruta, o bien, según libremente desee el excursionista. La dificultad del recorrido es baja y también hay tramos que se pueden realizaren bicicleta de paseo.
    Este recorrido se abre como una ventana a la Vall de Gallinera para que el visitante descubra el encanto de sus ocho pueblos y la autenticidad de sus gentes, y además la belleza incomparable de uno de los lugares más mágicos que se puedan visitar.
    



Ver Reportajes de Alicante